Matinal

Cees Noteboom remite a Botticelli y al ángelus, el libro, ese producto, esa fábrica que, como diría Foucault, no sirve más que para inventarse, para fingirse, la ciudad no ha despertado al Año Nuevo, el sombrío 2017 que promete arremeter contra todo, Trump, ese falso profeta, en la cabeza de todos como satánica sombra, el día se deja llevar, es 3 de enero, la lectura matinal ayuda a sobrevivir a la tensión, al terrorismo, a las lamentables políticas ecoómicas de un gobierno deshecho, pero también es un quinqué que revela (y se rebela ante) la ausencia de sentido de las cosas, el libro ya es ordenador, como la enciclopedia, el diccionario, todo es un “estar conectado”, un mundo a la carta, cero aventura, cero travesía, cero arriesgue, todo en el plei list, aún así Noteboom, Botticelli, el ángelus, aún así, en este entorno ya sin ojos, ya sin párpados, la oportunidad de un micromundo en el que es posible la odisea de la intimidad, de la riqueza del espíritu, aún así la bendita fotuna de leer, de fugarse, de ser ficción entre tanta certeza de los ciertos

y así

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s