Plagio

Pensó en escribir una novela en la que un delgado loco circulaba en su Volkswagen por toda la patria al lado de un amigo regordete de la colonia doctores, que se daba de sensato. Cuando se dio cuenta que había algo de moralino en imaginar las Torres de Satélite como grandes molinos del siglo XVI, abandonó la costumbrista idea. Lo mismo le sucedió cuando pensó en una historia en la que una ingenua y un viajero se perdían para encontrarse en el París Hollande y el posBrexit. Y cuando, excitado, dijo: en esta novela un hombre muerto, en medio de un montón de escombros, busca a su padre en medio de una tierra matriarcal a la que puso el nombre de Eduviges. Entonces, frustrado, se metió al cuento. Un artista del hambre asombra a todos los que, ante el huesudo personaje, comen con abundancia tipo Alcoriza. No le gustó, le paeció Kafkiano. Entonces ideó la historia de un hombre al que su sombra traiciona y lo suplanta al momento de escribir; muy Andersen, reprochó  a una frase antes del final. Y, ya agotado de fama, pensó en un hombre al que un desconocido en medio de la fresca noche quiere sacar los ojos verdes, aunque los suyos fueran azules o al revés. Tampoco. El plagiario se ufanó: lo mío es la poesía. Y escribió: Me duele una mujer en todo el cuerpo y siguió. Y luego, en otro: yo que sólo canté de la exquisita partitura del íntimo decoro… Y, el colmo: Eras la bonina gris y el corazón en calma, princesa de la boca de fresa que quiere ser golondrina, que quiere ser mariposa…

Un crítico de la página literaria del semanal reconoció que aquel insensato era un cuerdo nunca visto: “Ha sido el único en comprender que el lenguaje y sus sucesos son un plagio desde El Testamento, la Ilíada y la Comedia. De manera brillante, este autor avaló que, en toda circunstancia, todos somos Sófocles o Shakespeare y sus camaradas; el plagio es tan nuevo como el lenguaje y sus repeticiones…” Y declaró: “La culpa no es del que que plagia sino del plagiado, quien pudo haber escrito de un modo menos encantador…”

 

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s