Un mundo raro

Brasil 2014 será recordado como el Mundial que despabiló al futbol. Es muy probable que la pelota vuelva a obedecer las órdenes de los que ya fueron campeones del mundo, pero la oportunidad de que pronto se presente uno nuevo, sin abolengo ni prosapia, es cada vez mayor.

La logia de los amos del gran trofeo corre peligro de convertirse, en este siglo, en una comunidad sin derechos de admisión. No sería descabellado ver en una semana a Colombia en semifinales, o la misma Costa Rica. Y qué decir de Bélgica y Holanda. Siguen con vida cuatro poseedores del título: Brasil, Alemania, Francia y Argentina.

Todos pasaron problemas para llegar a cuartos de final. Todos. El anfitrión, incluso, tuvo que vencer a Chile en la tanda de penaltis. En absoluto están seguros de hacerse de los cuatro primeros lugares. Lo lindo de este Mundial es que el oficio de prestidigitador ha pasado de moda. O, viéndolo bien, se ha sofisticado mucho.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s