Homenaje tico

Hay equipos que sonríen y otros que se lamentan, y sufren. Existen los desparpajados que saben que esto, antes que otra cosa, es diversión, encanto. Costa Rica ha tenido buena estrella en este Mundial por muchas razones, todas deportivas. Su extraordinaria disciplina; esmero demostrado en la eliminatoria. Su seguridad, el chico que sabe que depende de los deberes y los lleva limpios al salón de clase. Su atrevimiento, jugar ante el cuadro de honor sin importar los diplomas y las medallas de cursos anteriores. Su picardía, su espontaneidad y su lógica casi simple, porque después de todo lo difícil es lo sencillo. La sencillez, justo, es la gran virtud de este conjunto histórico de una oficina (dicho esto con respeto) que se ha medido contra conglomerados marca registrada: Uruguay (no mucho más poblado, esa es la verdad; pero con abolengo en los Mundiales), Italia e Inglaterra, dos doñas con mucho pasado y poca frescura. Salió lista esta causante de la Revolución de Terciopelo. Ante Grecia, la loquita que desbarató la Euro del 2004, se dio un festín de idas y venidas que terminó en un debate entre dioses y mortales. Zeus se conmovió ante la gracia tica. Sacrificó a Ifigenia y vio velas a la Odisea de un cuadro que ha dejado los pantalones cortos. Holanda se lo debe pensar dos veces antes de salir al campo contra otro equipo de una Concacaf irreconocible de tan tú a tú. Bienvenida Costa Rica, la niña mala de un cuento lleno de caras largas y señoras de buenas costumbres.

Advertisements
Standard

One thought on “Homenaje tico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s