Lewis Carroll, Alicia y el tenis

Imagen

sobre el pasto, una niña, que crece y decrece según el tiro de la pelota, un hombre de sombrero que estudia el móvil perpetuo hace de juez, una reina rompe corazones y cabezas de serie con una raqueta en forma de paleta y dos gemelos pelotean desde el fondo del campo donde un gato que ríe dice que el punto se fue para allá, para acullá y para ninguna parte al mismo tiempo; una duquesa fea aplaude ante un sol mermelada de frambuesa y una oruga pregunta quién eres tú a cada espectador con jerseys amarillos y azules como arcoíris después de una lluvia peces y papás londinense…

un escritor, que estudia las elecciones desde una teoría de votos secretos y universales, lee en The Times la nota de su nacimiento cuando un conejo dice que han dado las doce menos cuarto de anteayer, observa la final juvenil de mujeres en una cancha llena de flores que cantan Lucy en el Cielo con Diamantes,

el hombre, hijo consentido de una mamá que hornea poemas, es además profesor de matemáticas, más bien tímido y generoso, hijo de coadjuntor de una parroquia en Daresbury, en Chesire,

escritor de novelas, poemas, jugador de palabras y esotérico, no ve el juego de ahora si no el de mañana, cuando cae el sol en alguna parte de un mundo lleno de maravillas que le aplaudirá ayer,

“yo soy la morsa”, parece decir, sin decirlo, porque aquí sólo se dice lo que siempre ha pensado y lo que se piensa sucede ahora mismo pasado mañana,

el escritor, abogado de la vacunación, del teatro, al que  consideraba saludable, edificante y educativo, es decir promotor de la Royal Academic of Dramatic Art, no mira la pelota verde como caramelo, ni en las líneas que parecen paralelas entre corchetes,

no,

piensa en el juego, en la lucha entre lo justo y lo injusto, como sembrados en la niebla,

Charles Lutwidge Dodgson dice, sin ponerse serio, porque la seriedad, tan suya, no se le dio, y lo dice de verdad, aunque la verdad es un conejo que busca el tiempo, para guardarla en una caja llena de sueños y estrellas como granizos sobre el mar

:

las citas son suyas, las del escritor que dejó a Alicia en una comida llena de felices no cumpleañeros,

“el juego es intrínsecamente injusto, hice el mejor experimento de mi vida al imaginar un nuevo y mejor reglamento para los juegos de tenis”, era el 17 de septiembre de 1881,

“trabajo duro en el asunto del tenis, para encontrar (¡Eureka!, dice Edgar Allan Poe empujado por Lennon) la fórmula más factible para lograr un método justo”, 12 de julio de 1882…

“parece ser con 32 con competidores, tres premios únicamente y media jornada de competencia, hasta que no queden más que dos jugadores invictos”

en agosto de 1883, el escritor de letras-números, dijo

:

“mi sistema entregará el primer premio para el final del cuarto día, el segundo para la mitad del quinto y el tercero para el final de dicho día…”

y luego, donde el número es una forma descompuesta del álgebra, dijo

:

uno

:

“la prueba de que el método actual de asignar los premios no tiene el menor sentido…

dos

:

“la prueba de que el método corriente es injusto…”

tres

:

“requiriendo menos tiempo, que el método actual, asegura resultados equitativos…”

cuatro

:

“un sistema equitativo para anotar los partidos es…”

el escritor de cartas a nadie, donde nadie es alguien a quien han dejado solo:

“la práctica corriente asegura el primer premio al mejor jugador, pero la probabilidad de que el segundo mejor jugador se lleve el segundo premio es sólo de 16/31 y la que los cuatro mejores jugadores no aparezcan en su justo lugar es de 12 a 1”

Lewis Carroll explicó mañana el derrumbe de Nadal y Federer en un torneo casi ayer,

un pobre lector de Alicia que espera a que llegue la camioneta para llevarnos a ningún lugar mientras lee a través del espejo, dice, sin decirlo,

:

lo he entendido todo como nunca, es una maravilla,

y sigue lloviendo en Londres

Y

así

PS: las citas pertencen a Lewis Carroll, conocido como Charles Lutwidhge Dodgson, un hombre que nunca nació…

 

 

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s